-Y me viene a la mente decir algo que puede ser una insensatez, o quizás una herejía, no sé. Francisco, Jornada Unidad Cristiana. Fénix, 23-V-15
Hæc est hora vestra et potestas tenebrarum (Lc.22:53)

viernes, 13 de noviembre de 2015

El Evangelio según nuestros pastores, 2


El Cielo de la Nouvelle Théologie. No es un lugar, sólo un estado.


Hubo cierto hombre rico que se vestía de púrpura y de lino finísimo, y tenía cada día espléndidos banquetes. Al mismo tiempo, vivía un mendigo llamado Lázaro, el cual, cubierto de llagas, yacía a la puerta de éste, deseando saciarse con las migajas que caían de la mesa del rico, mas nadie se las daba y los perros venían y lamíanle las llagas.

Sucedió, pues, que murió dicho mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Murió también el rico, y fue sepultado en el Infierno. Y cuando estaba en los tormentos, levantando los ojos, vio a lo lejos a Abraham y a Lázaro en su seno y exclamó, diciendo:

Padre mío Abraham, compadécete de mí y envíame a Lázaro para que, mojando la punta de su dedo en agua, me refresque la lengua, pues me abraso en estas llamas.


Le respondió Abraham:

Hijo, acuérdate que recibiste bienes durante tu vida y Lázaro, al contrario, males; y así, éste ahora es consolado y tú atormentado; fuera de que entre nosotros y vosotros está de por medio un abismo insondable, de suerte que los que de aquí quisieran pasar a vosotros no podrían, ni tampoco de ahí pasar acá.


Y exclamó el rico:

Ruégote, pues ¡oh padre!, que le envíes a casa de mi padre donde tengo cinco hermanos, a fin de que los aperciba y no les suceda a ellos el venir también a este lugar de tormentos.


Le respondió Abraham:

Tienen a Moisés y a los profetas: escúchenlos.


Y exclamo el rico:

No basta eso, ¡oh padre Abraham! Pero si alguno de los muertos fuere a ellos, harán penitencia.


Le Respondió Abraham:

Si a Moisés y a los profetas no los escuchan, aún cuando uno de los muertos resucite, tampoco le darán crédito.


Cfr. Lc. 16:19-31

Al enseñar que el Cielo es un un estado pero NO un lugar, nuestros pastores ¿no desoyen a Cristo? Y si uno de los muertos resucitara para contarlo ¿le darían crédito?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

bergoglio citando a Primo Mazzolari: “pero yo quiero también a Judas, es mi hermano Judas”.


Después de haber recordado el fin desesperado del apóstol, Mazzolari concluyó: «Perdónenme si esta tarde, que habría tenido que ser de intimidad, les he traído consideraciones tan dolorosas, pero yo quiero también a Judas, es mi hermano Judas. También rezaré por él esta tarde, porque yo no juzgo, yo no condeno; debería juzgarme a mí, debería condenarme a mí. Yo no puedo no pensar que es también para Judas la misericordia de Dios, este abrazo de caridad, esa palabra amigo, que le dijo el Señor mientras él lo besaba para traicionarlo; yo no puedo pensar que esta palabra no se haya abierto brecha en su pobre corazón. Y tal vez, el último momento, al recordar esa palabra y la aceptación del beso, Judas también sintió que el Señor lo quería y lo recibía entre los suyos. Tal vez fue el primer apóstol que entró, junto a los dos ladrones. Un séquito que parece no hacer honor al Hijo de Dios, como algunos lo conciben, pero que es una grandeza de su misericordia».
tomado del blog stat veritas

sport leadz dijo...


I was more than happy to uncover this great site. I need to to thank you for your time due to this fantastic read!! I definitely enjoyed every bit of it and I have you bookmarked to see new information on your blog.
Confederations cup 2017 semi-finals