-Y me viene a la mente decir algo que puede ser una insensatez, o quizás una herejía, no sé. Francisco, Jornada Unidad Cristiana. Fénix, 23-V-15
Hæc est hora vestra et potestas tenebrarum (Lc.22:53)

lunes, 7 de octubre de 2013

El proselitismo es una solemne tontería: strip the Church

Francisco

No soy sedevacantista, pero hay que reconocer que este vídeo está bien hecho, y es divertido. Y, a excepción de la afirmación final, con la que estoy en desacuerdo, está basado en hechos, datos y dichos rigurosamente ciertos y verificables para cualquiera que se tome la molestia de hacerlo.

Una de las consecuencias de que Francisco sea, a la vez, "reformador", "informal" y "popular", es que, inevitablemente, aparezcan caracterizaciones suyas, como la que ahora nos ocupa, que también sean "reformadoras", "informales" y "populares". Siguiendo esa misma línea "reformadora", "informal" y "popular", no creo que sea malo que, como dice Francisco, los católicos aprendamos a ser un poco más "flexibles" con los demás porque, a fin de cuentas:
El proselitismo es una solemne tontería, no tiene sentido.

Es necesario conocerse, escucharse y hacer crecer el conocimiento del mundo que nos rodea. A mí me pasa que después de un encuentro quiero tener otro porque nacen nuevas ideas y se descubren nuevas necesidades. Esto es importante, conocerse, escuchar, ampliar el cerco de los pensamientos.

El mundo está lleno de caminos que se acercan y alejan, pero lo importante es que lleven hacia el 'Bien'... Cada uno de nosotros tiene una visión del Bien y del Mal. Nosotros debemos animar a dirigirse a lo que uno piensa que es el Bien... Y lo repito. Cada uno tiene su propia idea del Bien y del Mal y debe elegir seguir el Bien y combatir el Mal como él lo concibe. Bastaría eso para cambiar el mundo...

Me parece haber dicho antes que nuestro objetivo no es el proselitismo sino la escucha de las necesidades, de los deseos, de las desilusiones, de la desesperación, de la esperanza. Debemos devolver la esperanza a los jóvenes, ayudar a los viejos, abrirnos hacia el futuro, difundir el amor.

Y, precisamente por eso,  Francisco nos sigue diciendo que:
lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles, cercanía, proximidad. Veo a la Iglesia como un hospital de campaña tras una batalla. ¡Qué inútil es preguntarle a un herido si tiene altos el colesterol o el azúcar! Hay que curarle las heridas. Ya hablaremos luego del resto. Curar heridas, curar heridas... Y hay que comenzar por lo más elemental...

La Iglesia a veces se ha dejado envolver en pequeñas cosas, en pequeños preceptos. Cuando lo más importante es el anuncio primero: ¡Jesucristo te ha salvado! Y los ministros de la Iglesia deben ser, ante todo, ministros de misericordia... A las personas hay que acompañarlas, las heridas necesitan curación...

¿Cómo estamos tratando al pueblo de Dios? Yo sueño con una Iglesia Madre y Pastora. Los ministros de la Iglesia tienen que ser misericordiosos, hacerse cargo de las personas, acompañándolas como el buen samaritano que lava, limpia y consuela a su prójimo. Esto es Evangelio puro. Dios es más grande que el pecado... Los ministros del Evangelio deben ser personas capaces de caldear el corazón de las personas, de caminar con ellas en la noche, de saber dialogar e incluso descender a su noche y su oscuridad sin perderse...

Los obispos, especialmente, han de ser hombres capaces de apoyar con paciencia los pasos de Dios en su pueblo, de modo que nadie quede atrás, así como de acompañar al rebaño, con su olfato para encontrar veredas nuevas... En lugar de ser solamente una Iglesia que acoge y recibe, manteniendo sus puertas abiertas, busquemos más bien ser una Iglesia que encuentra caminos nuevos, capaz de salir de sí misma yendo hacia el que no la frecuenta, hacia el que se marchó de ella, hacia el indiferente.

Exactamente, santo Padre. Exactamente. Estoy totalmente de acuerdo. 

Precisamente, eso es lo que creo y practico respecto a sedevacantistas como el autor de este vídeo, el p. Anthony Cekada. A fin de cuentas, hay bastantes más puntos de coincidencia con un sedevacantista como él que con un ortodoxo, un protestante, un musulmán, un judío, un budista, un sintoísta, un animista, un teísta, un agnóstico o un ateo. Si Francisco puede llegar a ser amigo y rezar diciendo "Amén" a las oraciones del rabino Abraham Skorka ¿por qué no vamos a poder los demás disfrutar de los vídeos del p. Cekada...?

En fin, entreténganse un rato y, como decía Francisco cuando todavía era cardenal, "no le saquen el cuero a nadie". Y si alguien les pregunta que por qué lo vieron, díganle que fue por prescripción facultativa: para prevenir la formación de cálculos biliares.


2 comentarios:

Jordi Morrós Ribera dijo...

Seguro que Bergoglio ya ha visto el vídeo y ha pasado un rato divertido.

Cougar Puma dijo...

El vídeo tiene menos de 1800 visitas en Youtube. Así que, mucho me temo, en términos numéricos, es un vídeo irrelevante.

Pero asumiendo la circunstancia, si el autor del vídeo fuera Scalfaro, o lo hubiera montado el diario la Reppublica, es probable que a Francisco le hiciera gracia.

Ahora bien, si el autor del vídeo fuera el Opus Dei, no creo que le hiciera ninguna.

Y todavía peor, si el autor del vídeo fuera algún grupo "pelagiano" de Ecclesia Dei, ya podría ir dándose por disuelto.

Finalmente, dada la procedencia del vídeo, lo más probable es que lo ignorara.

Y es que ya se sabe, según quién los cuente, los chistes no siempre tienen la misma gracia.